Ciclón Bale – MARCA.com

Puede que no sea Cristiano, pero se le parece mucho. Después de llegar sobre la bocina del mercado, de soportar el peso de los 91 millones, de no haber hecho pretemporada, de su lesión muscular en el psoas, de sus problemas de espalda, de su adaptación interrumpida por los parones de selecciones, Gareth Bale empieza a demostrar que es un martillo pilón.

Más allá de su hat-trick ante el Valladolid, los números de Bale demuestran que el galés es un auténtico ciclón. En el campeonato de Liga ha marcado ya 7 goles en sólo 632 minutos, a una media de un gol por partido. Además, GB11 ha realizado un total de 29 remates (uno cada 21 minutos) de los que 12 han ido entre los tres palos con un porcentaje de acierto a gol del 58%.

Pero no sólo de goles vive Bale. El galés, en plena adaptación, ha sabido explotar perfectamente sus virtudes y se ha convertido en uno de los mejores asistentes del Real Madrid con 6 pases de gol en lo que va de campeonato liguero. Su precisión en los pases se cifra en el dato de que lleva un porcentaje del 79,82% de pases buenos, con un 41% de duelos ganados.

En la Liga de Campeones, Gareth Bale también ha empezado a enseñar cuáles son sus poderes. Aunque el galés sólo ha jugado 212 minutos (participó en los partidos de Estambul, Turín y el del pasado miércoles ante el Galatasaray), ya ha conseguido marcar un par de goles en sus cuatro disparos a puerta. En total, Bale ha realizado nueve tiros en esta edición de la Champions. Su porcentaje de acierto en los pases es del 86,96% y el de los duelos ganados supera el 45%.

Aunque después del partido ante el Valladolid Bale afirmaba estar “cerca del cien por cien” de su nivel, la realidad es que su adaptación al equipo aún le permite tener un importante margen de mejora. Al igual que le ocurrió el año pasado a Modric, lo normal es que el mejor Bale empiece a aparecer en el mes de febrero, coincidiendo justo con el inicio de las eliminatorias de Champions.

Príncipe encantado

El pasado sábado Bale era un hombre feliz. Había marcado por primera vez tres goles con la camiseta del Madrid y además en el Bernabéu. Era la tercera vez como profesional que conseguía un hat-trick y estaba encantado. “Ha sido una noche muy bonita, para recordar. Estoy muy feliz por acabar así, con una sensación de felicidad”, decía el galés al finalizar el partido.

Para Bale su despegue en el Madrid sólo acaba de comenzar. Tiene por delante el reto de convertirse en el pie izquierdo de Cristiano, en el colíder de un equipo llamado a hacer grandes cosas, que sólo está empezando a mostrar una parte de un arsenal ofensivo que puede ser de destrucción masiva.


Google News

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>